Llamar "Padre espiritual" a tu líder ¿Es esto en verdad bíblico?


Resultado de imagen para padre espiritual

El siguiente artículo hace mucho tiempo tenía la intención de escribirlo, sin embargo, a causa de no armar controversia me abstuve de escribirlo. Pero hoy por hoy respecto a este tema son tantas cosas equivocas las que veo que se enseñan en muchas iglesias que ya de una vez decidí escribirlo a sabiendas que removeré el "celo santo" de muchos.
Hoy en día está muy de moda llamarle "padre espiritual" a un líder eclesiástico, sea este pastor, apóstol, etc. y la mayoría toma como referencia bíblica para hacer esto la manera en que Pablo se refería a algunas iglesias en sus cartas llamándoles "hijitos" a los creyentes de cada iglesia.

En el sentido cariñoso y bien intencionado no le veo ningún problema a que alguien llame "padre" a su líder si este se ha ganado el cariño de las personas y su comportamiento ha sido similar al de un papá, de hecho, yo tengo no uno si no un par de personas mayores que han sido grandes consejeros a quienes los veo como padres, esto es valedero pues es un sentimiento reciproco al cariño que me han otorgado. El conflicto del tema es el siguiente, pretender que el llamar "padre espiritual" a un líder es doctrinalmente bíblico, eso es un grave error, porque la biblia en ninguna parte te insta a llamar padre espiritual a otra persona a causa de su posición de liderazgo, sin embargo, en la biblia si encontramos una prohibición clara a llamar rabí, maestro o "padre" a alguien simplemente por su posición de liderazgo, ya que esto tiene su origen en el orgullo y apoya a cultivar la soberbia en el corazón de muchos. Vayámonos a la biblia y pondré el contexto entero para demostrar que estoy diciendo algo enteramente bíblico y no un verso sacado de contexto para adoctrinar ideas humanas.

Mateo 23.

1 Entonces habló Jesús a la gente y a sus discípulos, diciendo:
2 En la cátedra de Moisés se sientan los escribas y los fariseos.
3 Así que, todo lo que os digan que guardéis, guardadlo y hacedlo; mas no hagáis conforme a sus obras, porque dicen, y no hacen.
4 Porque atan cargas pesadas y difíciles de llevar, y las ponen sobre los hombros de los hombres; pero ellos ni con un dedo quieren moverlas.
5 Antes, hacen todas sus obras para ser vistos por los hombres. Pues ensanchan sus filacterias, y extienden los flecos de sus mantos;
6 y aman los primeros asientos en las cenas, y las primeras sillas en las sinagogas,
7 y las salutaciones en las plazas, y que los hombres los llamen: Rabí, Rabí.
8 Pero vosotros no queráis que os llamen Rabí; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo, y todos vosotros sois hermanos.
9 Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra; porque uno es vuestro Padre, el que está en los cielos.
10 Ni seáis llamados maestros; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo.
11 El que es el mayor de vosotros, sea vuestro siervo.
12 Porque el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.

Véase también (Mr. 12.38-40; Lc. 11.37-54; 20.45-47)

El verso 9 claramente habla respeto al llamar "padre" a alguien en sentido de liderazgo espiritual:
9 Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra; porque uno es vuestro Padre, el que está en los cielos.

¡Nuestro único padre espiritual es Dios!  En esto no hay nada que discutir, el problema es que el sensacionalismo y las modas han hecho que muchos piensen que el llamar "padre espiritual" al líder es bíblico y por tanto adoctrinan esa idea siendo esto un error garrafal, adoctrinar idiosincrasias humanas es lo que ha hecho que el evangelio pierda eficacia las últimas décadas.

Con todo respeto y cariño a los hermanos que defienden esta costumbre les digo, no es bíblica, no se deben sentir ofendidos porque alguien no quiera llamar padre espiritual a su líder, no es obligatorio y mucho menos doctrinal para que quieran que a fuerza toda persona les llame "mi padre espiritual" a su líder y si no lo hace automáticamente es un rebelde carnal.
Repito, si es un detalle de cariño a causa del papel que tu líder a efectuado en tu vida por lo cual lo estimas como a un padre, pues está bien, esto es valedero. ¡pero tratar de imponerlo como doctrina es un error!

Ahora me pongo más controversial en el tema, así que, si el hecho de que dije que si es por detalle de cariño puede tener varias personas a quienes considerar como "padres" o si sentiste en el interior ese "celo santo" porque te mostré claramente que es anti bíblico
tratar de doctrinar que llames "padre espiritual" a tu líder y si ya sientes enchilado el corazón, mejor no sigas leyendo lo que viene.

A los que súper espiritualmente y sensacionalistamente han optado la moda de llamar "padre espiritual" a los líderes. Como ya vimos que no es bíblico no tengo que estar de acuerdo y mucho menos adoptarlo como estilo de vida. Pero les demostraré que este asunto a caído a
un fanatismo que nos está haciendo quedar mal como cristianos, ya que cuando tú llamas "padre espiritual" a alguien es una responsabilidad demasiado grande y honestamente ningún líder espiritual puede cumplir a cabalidad ese título, porque el ser un verdadero padre es tener un amor y paternidad integral y veraz.
Para tener el título de padre espiritual debes comportarte como un verdadero padre, sin embargo, el estilo de esa "paternidad espiritual" de los lideres es una paternidad condicionada (y por lo tanto deficiente), ¿a qué me refiero con condicionada? Pues que solo eres hijo si reúnes ciertas características, por ello pondré algunos ejemplos del por qué llamar doctrinalmente al líder como "padre espiritual" no es solo anti bíblico si no poco realista.
Un padre genético reconoce a su hijo, y es consiente que su hijo siempre será hijo no importa si este se porta bien o se porta mal, hijo es hijo, punto. En cambio, los "padres espirituales" son condicionados ya que ellos solo ven como hijos espirituales a aquellos que constantemente les llaman “padres”, y dicen amen y si a todo lo que ellos dicen, no tienen criterio propio solo siguen las palabras del líder, no se revelan ni opinan nada en contra de la "visión" (más adelante hare otro artículo de esto), además son verdaderamente hijos espirituales si apoyan financieramente al líder y andan con él en todo lugar, evento u actividad, de lo contrario, si eres una persona que no a todo dice amen, que tiene criterio, que busca cumplir su propósito en Dios y no simplemente seguir lo que los demás dicen, entonces NO eres verdadero hijo espiritual. ¿qué triste no?
y no solo eso, vayámonos al extremo, en la vida cotidiana si un hijo se va de la casa bien sea rebeldía, mal comportamiento u lo que sea, el padre y madre siempre lo amarán y serán padres, no importa lo malo que sea el hijo, el amor de un padre y madre nunca cambian; a diferencia del amor de la "paternidad espiritual moderna" que si el “hijo espiritual” se aparta del camino o se va para otra iglesia automáticamente NO era hijo espiritual. ¿Qué feo esto verdad?
Otra razón por la cual la "paternidad espiritual moderna" se queda corta es porque son excluyentes. Cuando una pareja adopta un hijo, ante las leyes y ante Dios ellos pasan a ser hijos legítimos, no importa si no llevan su sangre, así que unos buenos padres ven de igual forma a sus hijos genéticos como a su hijo adoptado, de hecho, la palabra adoptado no existe para los padres pues tratan de no usarla, ya que lo consideran verdaderamente hijo; si tratamos de ver eso en algunas iglesias modernas vemos que esa "paternidad" no es igual, ya que tus hijos espirituales son tus hijos, y los hijos adoptados (o a que las que solo les das cobertura) son eso, coberturas, no hijos. ¿es esto excluyente sí o no?

Por esas razones amigos, si tu trato y cariño con tu líder es tan cercano que lo consideras tu padre, está bien que le llames como gustes, pero bíblicamente el único padre Espiritual es Dios, ningún otro.
Tampoco se crean más espirituales porque le llaman así a su líder, o tampoco tratar a otras personas como alguien sin "revelación" solo porque prefiere no llamarle "padre espiritual" al líder, porque queda en evidencia en ese mismo pasaje bíblico que creerse más espiritual por eso es falta de humildad.

Traté de ser lo más resumido posible, aunque aún hay mucho que decir, pero no quiero armar un libro de esto. Ocupémonos de enseñarle a la gente a amar a Dios por sobre todas las cosas y verlo como el único y supremo Padre Celestial, que nos ama incondicionalmente y cada día nos demuestra ese su amor. No hagamos en la iglesia nuevos sistemas papáles como si fuéramos la iglesia tradicional en versión pequeña.

A las personas que por alguna razón han sido heridas estando en alguna iglesia les digo, no dejen que la perspectiva de otras personas empañe su propia manera de ver a Dios, el hecho de que otros vean a Dios de una manera muy propia no quiere decir que sea la bíblica, por ello te aconsejo buscar conocer a Dios por medio de su palabra y descubrirás en verdad quien es el, y no te harás una imagen por lo que mal reflejan algunos. Dios es un buen padre y es hermoso ser amado por él.

Sigue adelante, tener a Jesús en el corazón es la locura más maravillosa que puedes elegir.

Luis Lara